FANDOM


Small-gr6

El joven Alejandro es el título del sexto escenario de la Campaña griega de Empire Earth.

Tras la derrota de Atenas, el rey Filipo de Macedonia es asesinado. Su hijo, Alejandro, queda en manos de su tutor, Aristóteles, y es nombrado rey sucesor de su padre. Tras un tiempo, Atenas y Tebas deciden rebelarse pero sus esfuerzos son sofocados por Alejandro, quien debe también impedir que los Esparta intente destruir Macedonia al creer que Alejandro también ha muerto.

Guía wiki

Aristóteles se encuentra en Mytilene donde ha estudiado ciertas flores que, asegura, pueden ser de uso para propagar una enfermedad; ha visto los caballos salvajes de Macedonia también. Pero el rey Filipo de Macedonia ha ordenado que sea Aristóteles quien se encargue de la educación de su hijo, Alejandro, de modo que lo ha mandado llamar y Aristóteles debe cruzar el mar y encontrarse a las afueras de Macedonia para hablar con el joven.

Tras una pequeña charla, Aristóteles decide empezar con la primera lección mostrándole a Alejandro cómo es que su padre lucha con un pequeño grupo de rebeldes. El primer objetivo es simplmente llevar a los dos personajes a la colina donde luchará su padre. Allí, ambos observarán y aprenderán de las tácticas de guerra que podrán ver. Después, Aristóteles debe ir con Alejandro a buscar los famosos caballos salvajes de Macedonia, cerca de unas colinas, y llevarlos a un establo hasta que a Aristóteles se le ocurra una forma de utilizarlos (los caballos acudirán por sí mismos).

Entre tanto, el rey Filipo será asesinado cerca de Macedonia y su hijo debe vengar su muerte acabando con los 3 asesinos. Llva a Alejandro hasta ellos y en cuanto empiece a luchar con alguno, varias falanges acudirán en su ayuda, cosa que es buena, pues Alejandro, por ahora, es un guardia real que tiene desventaja contra jabalinas.

Ya que Alejandro haya cobrado venganza debe prepararse para suceder a su padre en el trono. Llévalo con Aristóteles al centro de ciudad madeconio para que empiece su "formación", que no es más que producir el verdadero héroe. Mientras tanto, Aristóteles tendrá un momento de lucidez en el que habrá hallado la forma de usar los caballos: formar un nuevo tipo de caballería de élite. Además, podría también usar las flores que estudió en Mytilene para ayudar a Alejandro mediante la propagación de enfermedades en sus enemigos.

Cuando la formación de Alejandro esté completa, toda la ciudad estará a su disposición, pero aparecerá un mensajero con malas noticias: Atenas y Tebas creen que Alejandro y su padre han muerto, de modo que están alistando a sus ejércitos para luchar contra Macedonia, violando los tratados que tenían. Es momento de que Alejandro sofoque a estos rebeldes destruyéndolos.

El oro y la piedra

El joven Alejandro - Minas de piedra

Explota las tres minas al máximo para obtener piedra rápidamnete y acelerar la construcción de torres.

Tan pronto te hagas con el control de la ciudad, envía a los ciudadanos a recolectar recursos. Solamente es posible recoger comida de las granjas que están a las afueras de la ciudad, madera (la cual no es necesario recolectar más de la que obtienes al inicio) y piedra. El oro y el hierro, necesarios para preparar y mejorar unidades militares, solo puede ser adquirido saqueando las ciudades enemigas. Por fortuna, la partida empezará cediéndote 500 de oro y 250 de hierro, suficientes para producir algunos cuantos guerreros extra. No obstante, la clave de todo está en cómo gastar el oro y cuánta piedra debes recoger.

En el establo es posible producir ahora caballería de la Guardia, la cual es el tipo especial que se le ocurrió a Aristóteles. Esta caballería es mucho más fuerte que cualquier otra en la partida y es más resistente que las falanges de Alejandro, especialmente ante armas de asedio. Producir unas 7 u 8 de estas unidades bastará. Intenta mejorarles el ataque y, si tienes puntos de civilización disponibles, elije aumentar su armadura, aunque si sigues la táctica indicada en esta guía no serán necesarias tantas mejoras.

Ahora bien, envía a alguna unidad a explorar la zona un poco más al norte de donde está la mina de piedra visible junto a un asentamiento. Pronto se descubrirán otras 3 minas de piedra adyacentes. Sitúa un asentamiento cerca de ellas y pon a 18 ciudadanos a trabajar allí, es decir, explotando las minas a su capacidad máxima (6 ciudadanos por cada mina). Si te hace falta comida, pon a algunos ciudadanos a trabajar las granjas.

La razón de recoger tanta piedra es que puedas erigir una serie de torres que protejan el flanco sur de la ciudad macedonia. Deben construirse al menos 5 torres. Al final se verá su utilidad. Permite que los ciudadanos en las minas de piedra obtengan al menos otros 1000 más de piedra.

Lleva a Aristóteles a Mytilene

Un objetivo opcional es que Aristóteles vaya por las flores a Mytilene. Si decides llevarlo a cabo, embarca a Aristóteles en el barco de transporte que está en la playa y llévalo al muelle de Mytilene. Ten cuidado, pues a medio camino hay tormentas perpetuas que pueden destruir el barco y matar a Aristóteles (no ocurre nada si Aristóteles muere). Pasa meticulosamente por en medio de ellas y desembarca al filósofo en Mytilene. Después de que Aristóteles ascienda la colina y se haga con las flores, y dado que es un profeta, adquirirá los poderes de invocar la malaria, la tormenta de fuego, el terrmoto y el volcán, siendo la plaga la calamidad más útil. Llévalo de vuelta a Macedonia, volviendo a escabullir el barco por en medio de las tormentas, y desembárcalo para que forme parte del ejército. En el templo que está dentro de la ciudad está disponible la tecnología del Oráculo, la cual le dará más velocidad a Aristóteles.

Acaba con el ejército de Tebas y Atenas

El joven Alejandro - Torres en Macedonia

Construir varias torres ayudará a acabar con los enemigos más fácilmente si se los embosca.

El ejército de Tebas está compuesto por:

El ejército de Atenas está conformado por:

Las recompensas por eliminar ambos ejércitos es de 10 Icono-Bonos de civilización puntos de civilización, 1000 unidades de oro y 600 de hierro (5, 500 y 300 por cada uno). Hay cuando menos dos opciones para destruir a los ejércitos de las dos ciudades: el modo frente a frente, con sangre y dolor, pero más rápido; y el modo de emboscada, con ninguna (o casi ninguna) pérdida, pero más lento.

Ataque frente a frente
Esta técnica consiste simplemente en encontrar a los ejércitos y enfrentarlos directamente.
Podrás encontrar a los tebanos patrullando parte del sendero que va hacia el sur, junto a la costa. Si eliges lanzarte a la batalla directa, utiliza a la caballería para localizar rápidamente los lanzadores de piedras que los tebanos traerán consigo. De esta forma, será mucho más difícil perder unidades y más fácil anquilar al resto de enemigos con las falanges y la caballería. Haz que Aristóteles invoque en ellos la malaria para menguar todavía más sus posibilidades de victoria. Utiliza el grito de guerra de Alejandro si es necesario y haz que cure a los heridos. Con la recompensa recibida puedes producir más guerreros y mejorarlos para la siguiente batalla.
Para destruir a los atenienses, basta con continuar en la senda hacia el sur. A cierta distancia pasando Tebas el ejército ateniense aparecerá. Aplica la técnica anterior: encárgate rápidamente de los lanzadores de piedra, haz que Aristóteles nuevamente invoque la malaria y destruye a todos los demás enemigos.
Emboscada con torres
Este método es muy sencillo: utiliza las torres que acabas de erigir como arma primaria para destruir a los ejércitos, emboscándolos hacia ellas, y a la caballería como arma secundaria para encargarse de las armas de asedio.
Reúne a tu ejército y colócalo detrás de las torres, con la caballería de la Guardia por delante. Selecciona una unidad que sirva de señuelo (Alejandro, por ejemplo) y envíala a buscar a los tebanos. Cuando los encuentre, haz que pequeños grupos a la vez lo persigan hasta las torres. Dependiendo de cuántas hayas construido, es posible que ni siquiera sea necesario que intervenga nadie del ejército. Si los Lanzadores de piedras te han detectado, permite que las torres los deshagan o acude con la caballería para destruirlos en un santiamén, y deveulve a todo mundo a sus respectivas posiciones. Continúa así hasta que el ejército sea eliminado por completo.
Después manda a unos 10 ciudadanos a construir unas 3 o 4 torres sobre el camino que lleva a Atenas. Cuando estén listas, aparta a tus hombres detrás de las torres y envía nuevamente al señuelo en busca del ejército enemigo para que sea conoducido a la trampa. Repite esta técnica hasta haber acabado con los atenienses y recibir la recompensa.

Derrota a los espartanos y defiende el palacio macdeonio

Tan pronto la última unidad enemiga ateniense sea eliminada, el ejército de Esparta arribará por el extremo sur, probablemente en dos olas, y se dirigirá rápidamente hacia Macedonia. Toma a tu ejército y llévalo de prisa hacia el norte, y colócalo detrás de las torres. Si no construiste ninguna torre tendrás que tratar a toda costa de hacer prevalecer a tus guerreros durante todo el ataque.

El objetivo principal es destruir las armas de asedio (arietes y lanzadores de piedras). Aristóteles debería tener su potencia al 100% para poder usar la malaria y menguar a los más posibles. Al derrotar al último espartano recibes 10 Icono-Bonos de civilización puntos de civilización.

Guía oficial

[mostrar]

Información de escenario

Jugadores

Macedonia: jugador (IV)
Tebas: enemigo/aliado (IV)
Atenas: enemigo/aliado (IV)
Esparta: enemigo (IV)
Mytilene: neutral (IV)
Asesinos: enemigos (III)

Objetivos

  • Derrotar al ejército tebano.
  • Derrotar al ejército ateniense.
  • Impedir que Esparta destruya el palacio macedonio.
  • (Opcional.) Llevar a Aristóteles a Mytilene para que se haga con las flores especiales.

Derrota

  • Alejandro muere.
  • El palacio macedonio es destruido.

Pistas

  • El oro y el hierro sólo pueden conseguirse mediante saqueos a las ciudades enemigas.
  • Cuando los conflictos armados estallen en Macedonia, asegúrate de cuidar de Alejandro. Si queda expuesto a los enemigos en el momento equivocado, podría costarle la vida.
  • Escucha atentamente los consejos de Aristóteles. Puede darte instrucciones tácticas para inclinar la balanza a tu favor.
  • La caballería mixta puede ser de gran ayuda para alcanzar rápidamente a las unidades de asedio enemigas que de lo contrario acabarían con tus demás tropas.
  • Vas a tener que utilizar todos tus conocimientos como general para derrotar a tus enemigos, ya que en número son superiores.
  • Valdrá la pena el esfuerzo de enviar a Aristóteles de vuelta a Mytilene, pero ten cuidado: las condicionas meteorológicas han cambiado en el Egeo desde tu último viaje.

Inventario

  • Icono-Comida Comida: 500
  • Icono-Madera Madera: 500
  • Icono-Piedra Piedra: 250
  • Icono-Oro Oro: 500
  • Icono-Hierro Hierro: 250
Extra
  • Icono-Recursos Todos los recursos: +500, cuando Alejandro se convierta en rey.
  • Icono-Oro Oro: +500, Icono-Hierro Hierro: +300, cuando Atenas sea vencida.
  • Icono-Oro Oro: +500, Icono-Hierro Hierro: +300, cuando Tebas sea vencida.

Bonos de civilización

En este escenario es posible ganar hasta 25 puntos de bonos de civilzación cumpliendo las siguientes condiciones:

  • 5 pts: Al llevar a Aristóteles a Mytilene por las hierbas.
  • 5 pts: Al derrotar a Atenas.
  • 5 pts: Al derrotar a Tebas.
  • 10 pts: Al obtener la victoria.

Tecnologías posibles

Icono-Huracán Calamidades: Por ser en realidad un profeta, Aristotéles podrá invocar huracán, malaria, tormenta de fuego o terremoto después de llevarlo a Mytilene.

Elementos clave

Icono-Alejandro Magno
Alejandro:
Es un héroe estratega que cura y conoce el grito de guerra. Tiene una buena línea de visión y es rápido, aunque muy vulnerable ante unidades que atacan con lanzas.
Icono-Profeta-4
Aristóteles:
Mentor del Alejandro. Llévalo a Mytilene para que recoja unas flores especiales que le darán la habilidad de invocar calamidades.
Icono-Caballería de la Guardia
Caballería de la Guardia:
Tipo de caballería más resistente, poderosa y rápida que el tradicional jinete, ideal para hacer frente a armas de asedio.
Icono-Torre
Torre:
Construir torres que ayuden a desmoronar los ejércitos enemigos puede resultar la mejor estrategia.
Icono-Lanzador de piedras
Lanzadores de piedras: Una mortífera arma de asedio que los ejércitos enemigos utilizarán para lograr menguar tu ejército rápidamente. Es lenta y débil ante la caballería de la Guardia.

Mapa